Episodio 13. Mediodía


Introducción:

Hola a todos y bienvenidos nuevamente a nuestro espacio de exploración de la lengua y la cultura españolas. Hoy os traigo algo especial: un episodio dedicado a Mediodía, un relato de suspense que bucea en los rincones más oscuros de la psicología humana y nos enfrenta a la ineludible realidad de nuestra propia soledad.

Mediodía es un relato escrito en noviembre de 1994, en Sevilla. Es un viaje de vuelta a mis inicios, a aquellos días de juventud en los que cada tarde me ponía delante de la máquina de escribir ansioso de creatividad.

Este episodio no es solo una lectura; es una invitación abierta a adentrarse en los laberintos de la mente y del corazón humano. Así que os invito, queridos oyentes, a acompañarme en este nuevo episodio y a que juntos, desvelemos los misterios que este relato nos reserva.

Transcripción:

Hola, amigos, qué tal?

Bienvenidos a un nuevo episodio del podcast aprendecastellano.com, un podcast creado para aprender español, pero también para disfrutar con temas de cultura, arte, literatura, relatos, etc. En este nuevo episodio de hoy vamos a leer un relato breve.

Se trata de un relato titulado Mediodía que escribí allá por el año mil novecientos noventa y cuatro, cuando estudiaba en Sevilla y había comenzado recientemente a escribir. Recuerdo que todavía escribía con máquina de escribir. Había ordenadores, pero todavía no estaba su uso generalizado entre la gente de mi edad. Y bueno, pues recuerdo con emoción cuando escribía en la hora de la tarde a primera hora de la tarde, después de comer con mi café, con el cigarro, un hábito que posteriormente dejé y de lo que no me arrepiento, pero que sin duda hacia aquellos momentos sublimes.

Bueno, eh, mediodía es un texto breve, como ya he dicho, a que yo no he dado mucha importancia durante largo tiempo, pero ahora desempolvando posible material para el podcast, pues descubrí que era un formato que se adaptaba al tiempo que tengo y bueno, que engancha un poco al lector al ser un tema de suspense, Así que bueno, decidí traerlo al podcast que aprende castellano. Por otro lado, el texto también me gusta porque cuenta con un gran número de adjetivos. Yo creo que en aquella época me gustaba utilizar mucho los adjetivos. La lectura del texto era para mí importante. Como sonaba, quizás estaba influido por algunos escritores románticos españoles y bueno, también tenéis diferentes tiempos y modos.

En los verbos también hay alguna que otra metáfora que me gustaría que intentarais averiguar y, bueno, alguna alguna estructura sintáctica compleja. Y como no hay un registro, un uso de un registro para nada formal, veréis que el protagonista bueno, pues que incluso llega a a decir tacos, no? Bueno, eso también forma parte del idioma, como se dice. Y creo que en este texto no, no están de más.

En fin, vamos a lo que nos ocupa, que es a escuchar el texto y después de que lo escuchemos, analizaremos un poco algún tema de vocabulario, gramática y alguna cosa más que os contaré. Venga, os dejo con Mediodía.

Mediodía

Una arcada lastimera le recordó que había llegado la hora del café, como de costumbre.

Se dirigió a un sucio fogón donde los frisos de grasa se habían petrificado envolviendo restos de polvo y fósiles de anteriores comidas.

Un gato negro tiznado de canas se arrimó a su pantorrilla con su lomo encorvado y el rabo erguido formando una “L” invertida. Le propinó un puntapié; el gato ni siquiera maulló.

Al tratar de alcanzar la cafetera que guardaba en lo más alto de su despensa notó una pesadez desorbitada que casi le impedía levantar los talones.

—No debería hacer tantos excesos —pensó—. Si sigo comiendo así un día voy a reventar.

Abrió el grifo. No salió de él más que un estampido ronco que resonó a lo largo de toda la pared. Tras unos instantes, el anoréxico chorro se decidió por fin a resbalar por el fregadero, no sin antes sortear enrevesado platos, vasos y cubiertos mugrientos y amontonados.

Al acercar el recipiente al fluido, el grifo le escupió con fuerza salpicándole el pecho y la cara. La pared dejó de sonar. Enfurecido se revolvió contra la falda de la pequeña alacena donde reposaba escondido el cubo de la basura y la fustigó insistentemente con sus pies desnudos y sebosos. El cubo terminó por caer al suelo. El gato tampoco maulló.

Entre los desperdicios, papeles de alguna vieja revista, ropa deshilachada y arrugada, cáscaras de fruta y un reguero purpúreo que habían dejado las vísceras del almuerzo. Trató de recogerlo todo junto a un rincón, el hedor era insoportable. El gato aprovechó para olisquear en aquel asqueroso manjar. Tras mojar su hocico casi con pudor, eligió algo negruzco y lechoso. Con un salto evitó un nuevo puntapié y corrió con su presa fresca.

La música dejó de sonar en aquel preciso instante.

—¡Joder! —Masculló.

Extrajo el casete y lo volvió a introducir no sin examinarlo exhaustivamente. La guitarra y la bulería se hicieron de nuevo con la penumbra de aquella mísera habitación.

—¿Lo ves? ¿Lo ves? —Preguntó mientras devolvía toda aquella maraña de despojos otra vez al cubo—. ¿Ves cómo puedo arreglármelas solo, bruja? Puta vieja…

Esta vez se dirigió al frigorífico y abrió cautelosamente la puerta. La sangre se derramaba en cascada desde el muñón de aquel horrible cadáver, las moscas se agolpaban zumbando sus alas…

—¿Lo ves? Ya te lo dije…

Mientras, el gato se atragantaba con sus vísceras.

Bueno, pues hasta aquí la lectura del texto. Espero que os haya gustado. Si queréis hacer algún comentario, podéis escribirme a info aprende castellano com O bien podéis en la misma página web dejar un comentario en la página del blog.

Y ahora pasamos a la sección de Vocabulario y nuestra primera palabra es arcada.

Arcada. Es una palabra que puede tener, como ocurre a menudo varios significados, pero en este caso nos referimos a ese movimiento que se hace antes de vomitar o cuando estás vomitando, que hace que la comida salga del estómago y vuelva a la boca. En el texto, esta palabra sale justo al inicio. En la frase que dice una arcada lastimera le recordó que había llegado la hora del café como de costumbre.

Aquí la palabra «lastimera», otra palabra, un adjetivo, no de uso común. Su uso es más bien literario, como ocurre en este en este escrito bueno, lastimera viene a significar aquí como que hace daño. Entonces, en conjunto, cuando se refiere a una arcada lastimera, podría ser como a un pequeño dolor, a una sensación en la barriga que le vino a recordar que era la hora del café.

Veamos unos ejemplos de frases dónde se utilizan estas palabras para ver si os quedan más claras con arcada, yo podría decir, «Después de oler la leche descompuesta María sintió una arcada y corrió hacia el lavabo para no vomitar». Vale, O sea, el oler la leche le produjo una arcada. En este ejemplo, Arcada se utiliza para describir esa reacción física de María hacia el olor desagradable. En cuanto a la palabra lastimera, podríamos decir «La herida en su brazo era profunda y lastimera. Cada movimiento le provocaba un dolor agudo e insoportable». En este ejemplo lastimera se utiliza para describir la naturaleza dolorosa de la herida, enfatizando como algo físico puede causar un sufrimiento.

La siguiente palabra que vamos a analizar es «fogón». Un fogón podría definirse como una estufa o un lugar destinado a la cocción de alimentos, normalmente utilizado en contextos rurales o tradicionales. Porque hoy en día pues la imagen que tenemos del sitio que en las cocinas se utiliza para cocer las cosas, para guisar, pues es ya un electrodoméstico más avanzado. Aquí en el texto, precisamente se trata de dar una imagen más antigua, más dejada de la mano de Dios más desordenada, del sitio de la cocina utilizado para guisar. Tenemos que imaginarnos un aparato antiguo, incluso quizás con fuego no eléctrico. Y bueno, puedo daros otra otra frase para aclarar un poco el concepto de fogón, por ejemplo, podemos decir Cada mañana la abuela encendía el fogón de leña para preparar el tradicional chocolate caliente que tanto disfrutábamos en las frías mañanas de invierno. Vale, aquí de nuevo el fogón, pues es tradicional. En este caso habla de leña, madera vale y evoca esa idea acogedora de las casas antiguas.

La siguiente palabra que puede tener interés en este caso, creo que más que las anteriores, porque es una palabra muy útil, es «despensa», una «despensa». Es un lugar que hay en las casas donde se almacenan los alimentos. Actualmente, como nuestras casas no son muy grandes, pues no suelen tener despensas, no suelen tener unas habitaciones especiales para guardar la comida. Es normal, por ejemplo, que guardemos la comida en las propias alacenas. Los armarios que hay en la en la propia cocina no, pero antiguamente, pues era muy normal y todavía hoy en las casas grandes, pues también también lo hay en las casas de los pueblos es habitual. Es una pequeña habitación con una puerta donde bueno, pues allí están amontonadas todas las comidas para que se conserven bien y para encontrarlas rápidamente. Entonces, pues siguiendo un poco con lo que hemos venido haciendo, os voy a poner otro ejemplo de una frase donde se utiliza la palabra despensa: «Antes de la llegada del invierno, Marta se dedicó a llenar la despensa con conservas, legumbres y harinas, asegurándose de que tendrían suficientes provisiones para los meses fríos». Como veis, aquí Despensa es el espacio, el lugar de una casa donde se almacenan los Alimentos y los productos necesarios para el hogar. Existen varios sinónimos, como pudiera ser almacén, bodega, fresquera, nevera En cierto momento. Bueno, creo que con estos ejemplos habréis entendido a qué llamamos despensa en español. Por tanto, podréis entender la frase del texto cuando dice al tratar de alcanzar la cafetera que guardaba en lo más alto de su despensa. Bueno, pues aquí el protagonista no solamente guarda comida en la despensa, sino que también guardó su cafetera y avanzando un poco más.

Vamos con la siguiente palabra, que es «estampido». En el texto tenemos la frase abrió el grifo. No salió de él más que un estampido ronco. Entonces, a qué llamamos estampido? Pues un estampido es un ruido fuerte y seco, como podría ser un disparo. Imaginemos por ejemplo, un cañón o un trueno, un impacto súbito. Bueno, creo que con eso más o menos podéis imaginaros el significado de estampido. Por tanto, nuestro personaje, nuestro protagonista, abrió el grifo y lo que se produjo fue un ruido muy fuerte, pero al parecer no salió agua hasta hasta unos instantes, como dice después por aclarar también esta palabra con otro ejemplo. Pues podemos decir «El estampido del trueno rompió la calma de la noche, haciendo que todos en la casa se sobresaltaran y algunas ventanas vibraran con la fuerza del sonido».

Y continuando aún otra palabra que también es muy útil es «fregadero». Fregadero, cuando hablamos de fregadero nos referimos a un sitio donde se friega, donde se lava. También podemos decir pila o lavadero. En el texto podemos encontrar la palabra cuando dice Tras unos instantes, el anoréxico chorro se decidió por fin a resbalar por el fregadero. Si seguimos leyendo, aparecen los platos, los vasos, o sea, lo que os comentaba antes. El fregadero es el sitio donde solemos fregar platos, vasos, alimentos como hemos hecho con las palabras anteriores. Podemos poner una frase de ejemplo nueva, que sería algo así como «Después de la cena, Luisa recogió los platos y los llevó al fregadero para lavarlos, pensando en lo mucho que anhelaba tener un lavavajillas que le ahorrara esa tarea». En esta frase podemos ver que existe el fregadero tradicional para lavar a mano y el lavavajillas, que bueno, pues que es un electrodoméstico que nos ahorra ese trabajo.

Y otra palabra que también aparece en el texto que tiene interés es «hedor». Un hedor es un olor desagradable, penetrante. Podríamos tener como sinónimos peste, pestilencia, tufo El la palabra aparece en el texto cuando dice trató de recogerlo todo junto a un Rincón. El hedor era insoportable. O sea, el olor era asqueroso, diríamos nosotros. Vale, un olor que precisamente hablando de la palabra que hemos descrito, la primera de todas, podría decir que el hedor le producía arcadas del asco que le daba. Bueno, pues es una palabra adecuada para describir este tipo de situaciones como la que tenemos en el texto. Un ambiente pesado, grotesco. Y siguiendo con lo que hemos venido haciendo, voy a leeros otra frase. A ver si queda más claro el significado. Otra frase podría ser: «Al abrir la puerta del sótano, un hedor insoportable invadió la casa proveniente de una tubería rota que había pasado desapercibida durante unas semanas». Es decir, podría ser una tubería que viniera de una cañería. Y bueno, pues eso huele fatal. Eso produce un hedor.

Y por último, porque si bien es cierto que el texto daría para seguir indagando muchísimo sobre otras muchas palabras, trabajo que dejamos para para nuestro sitio web, quien esté interesado, pues allí dejaremos material adicional. Bueno, pues la última palabra que vamos a analizar es «bruja». Bruja en el texto aparece en la frase «¿Ves cómo puedo arreglármela solo, bruja? Puta vieja». Entonces, aquí está claro que está utilizado en un sentido peyorativo, como como un insulto, eh? Que es una bruja, realmente una bruja es una persona a la que se le atribuyen poderes mágicos. Era muy habitual en la Edad Media no hablar de brujas. Normalmente esos poderes eran obtenidos a través del diablo, Pero bueno, aquí realmente cuando habla de bruja, pues está refiriéndose a en este caso, una mujer porque es bruja, no brujo. Y una mujer. Pues mala vale, está diciendo está insultándola, es un insulto. Bueno, otra frase que podemos poner no tanto con ese sentido de insulto sino con el sentido habitual del término bruja sería «En la noche de Halloween. Los niños del vecindario se disfrazaron y uno de ellos llevaba un atuendo de bruja completo con sombrero puntiagudo, capa negra y una varita mágica».

Y eso es todo con la palabra bruja. Hemos acabado nuestro apartado de vocabulario y solamente me queda insistir en que me gustaría conocer vuestra vuestra opinión sobre el texto. Si, si os ha gustado, ¿Quién pensáis que…? Porque, porque el final está un poco abierto. ¿Qué pensáis que ha ocurrido? ¿Por qué está ahí la figura del gato? Qué pasa en un futuro? Qué podía pasar antes? En fin, lo que vosotros queráis reflexionar.

Estaré encantado de conocer vuestra vuestros pensamientos, así que poco más Me despido hasta un próximo episodio de Aprendecastellano.com y nada, os recuerdo que tenéis en la página web la transcripción del texto y también algún material adicional por si alguien está interesado en sacarle más partido todavía a este podcast. Pues, ¡un abrazo a todos y hasta pronto!

Análisis literario de «Mediodía»:

Tema y mensaje:

Mediodía nos habla sobre las sombras de la experiencia humana. También de la soledad, la rutina y la desesperanza que a veces caracteriza la vida cotidiana.

El personaje principal parece estar atrapado en una existencia monótona y deteriorada, lo que se refleja en la detallada descripción del entorno sucio y descuidado. La interacción violenta y distante con el gato, y la falta de interacción humana, profundizan la sensación de aislamiento. El relato sugiere temas de deterioro y negligencia, no solo en el ámbito físico del hogar del protagonista, sino también a nivel personal y emocional.

Personajes:

Personaje Principal: El protagonista de Mediodía representa el aislamiento y la rutina. Su vida, marcada por la monotonía y la falta de cuidado personal y del entorno, refleja una profunda soledad y descontento. Su interacción minimalista con el mundo, incluyendo el trato brusco hacia el gato, simboliza su desconexión emocional y social.

El Gato: El gato actúa como un espejo del estado emocional del personaje principal, revelando a través de su trato un profundo aislamiento y falta de empatía. La relación entre el hombre y el gato destaca la incapacidad del protagonista para conectarse, sugiriendo una reflexión más amplia sobre la soledad humana.

Desarrollo y cambio:

La monotonía de la vida del protagonista se rompe con un detalle impactante: la presencia de un cadáver en la nevera. Este hallazgo revela un contraste profundo entre la rutina diaria superficial y una realidad oscura y compleja subyacente.

Este elemento pone en relieve la desconexión del personaje con la moralidad y la sociedad. A pesar de este descubrimiento perturbador, el protagonista no muestra cambios externos, lo que subraya su profundo estancamiento y desconexión.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *